2018 «¿Y tú que dices? Di basta. Nadie Sin Hogar»

 1713 Cartel NSH 2018

La jornada de este año se convoca bajo el lema «¿Y tú que dices? Di basta. Nadie Sin Hogar»

Cáritas. 21 de noviembre de 2018.- Acabar con el sinhogarismo es posible, es imprescindible y es urgente. Con este triple objetivo las Cáritas diocesanas de la Comunitat Valenciana, se suman a la reivindicación del Día de las Personas en situación deSin Hogar 2018 que se celebra el 25 de noviembre, queriendo decir basta a las situaciones de vulneración de derechos, de invisibilidad, de sufrimiento, de vida en la calle, de inseguridad, de agresiones, de no poder acceder a una vivienda y en definitiva, de no tener hogar, situación que afecta a unas 40 000 personas en España.
Además de ver negado su derecho a una vivienda, las personas en situación de sin hogar, al no poder hacer efectivo el acceso al empadronamiento en la mayoría de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana, ven vulnerados su derechos a la salud, a la protección social y muchos otros como por ejemplo el de voto.

Algunos datos
Son numerosos los datos a nivel de la Comunitat Valenciana que nos permiten hablar de “descarte social” en tanto que constatan que “como sociedad no estamos avanzando en igualdad ni en el bien común y que este, no es el camino por el que debemos transitar”.
En la Comunitat Valenciana las Cáritas Diocesanas de Segorbe-Castellón, Valencia y Orihuela -Alicante atendieron y acompañaron 3918 personas, de las que el 70 % son varones. Nos referimos a las personas que se encuentran en situación de sin hogar, según las categorías de sinhogarismo que se utilizan en ETHOS (Tipología Europea de SinHogar y Exclusión Residencial):
• Sin techo (que no tiene alojamiento de ningún tipo, vive en un espacio público);
• Sin casa (que vive en alojamiento temporal, en instituciones o albergues);
• En alojamiento inseguro (que vive bajo amenaza severa de exclusión por desahucio, arrendamiento precario o violencia doméstica);
• En alojamiento inadecuado (que vive en chabolas de asentamientos ilegales, en vivienda no apta para su habitabilidad según la normativa, o donde existe una situación de hacinamiento).
En cuanto al perfil de las personas sin hogar, este abarca tanto a varones con problemas laborales o de adicciones sin red social de apoyo; como a mujeres jóvenes y de edad intermedia, separadas o divorciadas o que han sufrido malos tratos; También personas migradas (incluyendo a solicitantes de protección internacional que quedan fuera de la red de atención específica), varones jóvenes ex tutelados que se quedan en la calle, o personas que padecen algún problema de salud mental.

Propuestas para erradicar el sinhogarismo
Junto a la diagnosis sobre la dimensión del problema (no existen estudios en la Comunitat Valenciana que cuantifiquen y describan la situación de las personas en situación sin hogar), las Cáritas Diocesanas de Castellón, Valencia y Alicante reclaman la puesta en marcha de políticas públicas en la Comunitat Valenciana, que faciliten el acceso a una vivienda digna. Para ello, insisten en recordar que el acceso a una vivienda adecuada no es privilegio sino un derecho humano.
Otro aspecto estratégico en la solución de los problemas de sinhogarismo es el de la prevención, de manera que sea posible anticiparse a la pérdida del hogar y a las situaciones de calle. Para ello, las entidades subrayan la necesidad de trabajar en la prevención de desahucios, en la intervención temprana en situaciones de ruptura familiar, o en asegurar el alojamiento tras la salida de una institución.
Junto a ello, la implementación y desarrollo de la Renta Valenciana de Inclusión (facilitando el requisito de empadronamiento a todas las personas en situación de sin hogar en la Comunitat Valenciana) supondría una medida eficaz para luchar contra la pobreza en general y muy especialmente, para proteger a las personas en situación de grave exclusión, como es el caso de las personas sin hogar.

Una mirada de género
Este año, la celebración del 25 de noviembre, Día de las Personas en Situación de Sin Hogar, coincide con la de del Día Mundial de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Por esta razón, la Campaña quiere visibilizar la realidad de las mujeres en situación de sin hogar, a menudo invisible y desconocida, y con frecuencia caracterizada por situaciones mayor vulnerabilidad que los hombres debido a la falta de adecuación de los servicios, a su realidad.
Entre las razones que llevarían a las mujeres a adoptar estas formas de sinhogarismo encubierto, está el hecho de que dormir en la calle entraña mayor peligro y un mayor estigma social para ellas. Numerosos estudios recogen el mayor riesgo de las mujeres de sufrir abuso sexual y otro tipo de agresiones cuando pernoctan en la calle y muestran también, que las mujeres padecen un mayor deterioro de sus condiciones físicas y mentales cuando se encuentran en una situación de calle.
Estos condicionantes de género determinan que las mujeres recurran como una estrategia de seguridad personal y de autoprotección a formas de sinhogarismo poco visibles, tratando de pasar desapercibidas incluso cuando se encuentran ya en una situación de calle.
En el mensaje del papa Francisco con motivo de la II Jornada Mundial de los Pobres, del pasado 18 de noviembre, leíamos: “Cuántos pobres están también hoy al borde del camino buscando dar un sentido a su condición. Muchos se preguntan cómo han llegado hasta el fondo de este abismo y cómo poder salir de él. Esperan que alguien se les acerque y les diga: «Ánimo. Levántate, que te llama» (v. 49).”.
Cáritas Comunitat Valenciana recoge el testigo del papa Francisco y no se queda inactiva ni resignada, sino que con su trabajo de acompañamiento a las personas en situación sin hogar facilita el acceso a los derechos y a la inclusión social de los más pobres y excluidos, las personas en situación sin hogar.

IR A LOS MATERIALES DE LA CAMPAÑA

 

Imprimir

¡ADVERTENCIA! Este sitio web utiliza cookies y tecnologías similares. Ver política