Noticias

Creer en la posibilidad de la paz

2066 olivo paz

En este 1 de enero de 2020, la Iglesia celebra la 53 Jornada Mundial de la Paz, instaurada por Pablo VI el 1 de enero de 1968, quien, en el inicio del primer mensaje decía: “Sería nuestro deseo que después, cada año, esta celebración se repitiese como presagio y como promesa, al principio del calendario que mide y describe el camino de la vida en el tiempo, de que sea la Paz con su justo y benéfico equilibrio la que domine el desarrollo de la historia futura”.
Francisco firmó en Roma el 8 de diciembre de 2019, día de la Inmaculada, el mensaje para la jornada 53, continuando la tradición que Pablo VI deseaba y todos sus sucesores han seguido. Destacamos algunas frases de dicho mensaje:
La paz, como objeto de nuestra esperanza, es un bien precioso, al que aspira toda la humanidad… Nuestra comunidad humana lleva, en la memoria y en la carne, los signos de las guerras y de los conflictos que se han producido, con una capacidad destructiva creciente, y que no dejan de afectar especialmente a los más pobres y a los más débiles… Por tanto, el proceso de paz es un compromiso constante en el tiempo. Es un trabajo paciente que busca la verdad y la justicia, que honra la memoria de las víctimas y que se abre, paso a paso, a una esperanza común, más fuerte que la venganza...Es una construcción social y una tarea en progreso, en la que cada uno contribuye responsablemente a todos los niveles de la comunidad local, nacional y mundial… Sólo eligiendo el camino del respeto será posible romper la espiral de venganza y emprender el camino de la esperanza… En primer lugar, se trata de creer en la posibilidad de la paz, de creer que el otro tiene nuestra misma necesidad de paz. En esto, podemos inspirarnos en el amor de Dios por cada uno de nosotros, un amor liberador, ilimitado, gratuito e incansable…
Día tras día, el Espíritu Santo nos sugiere actitudes y palabras para que nos convirtamos en artesanos de la justicia y la paz. Que el Dios de la paz nos bendiga y venga en nuestra ayuda.
Desde Cáritas hacemos nuestra la bendición de Dios a su pueblo y deseamos:
Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y muestre su gracia. Que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz.
¡Feliz Año Nuevo, lleno de paz!

2066 olivo paz

Imprimir Correo electrónico

¡ADVERTENCIA! Este sitio web utiliza cookies y tecnologías similares. Ver política